deutsch
english
francais
italiano
espanol
Photo
Bayer, Monsanto en el Reino Unido

02 de Noviembre 2003

Bayer, Monsanto - Actualización sobre los OGM en el Reino Unido

Mediante el mayor procedimiento de este tipo del mundo, el gobierno del Reino Unido quiso asegurarse de que la introducción de los cultivos GM en el país estaría basado en hechos científicos y la aprobación pública. Para variar, parece que esto ha sido bueno. Hoy resulta obvio que el público está en contra de cultivos y alimentos GM, y los ensayos demostraron que los cultivos GM resistentes a herbicidas pueden ser peores para el medio ambiente que la agricultura convencional.

Se realizaron encuentros públicos en todo el país, un sitio web brindó la oportunidad de que cada cual expresara su opinión, un comité científico escribió un informe, y se realizaron ensayos de campo a gran escala durante varios años. Todos estos resultados serán parte de un informe final (panorama general). Además del programa oficial, se realizaron numerosas acciones. Mientras tanto, algunas empresas de biotecnología decidieronr reducir sus actividades en el Reino Unido.

Teniendo todo esto en cuenta, el resultado es bastante simple:

Muchas más personas que las esperadas participaron en los debates públicos, y la mayoría de quienes expresaron su opinión estaban en contra de los cultivos y alimentos GM.
El informe científico presenta un cuadro bastante precavido, incluso si en la comisión que estudió los ensayos de campo había solo dos científicos críticos.
Estos ensayos muestran las repercusiones ambientales negativas de los cultivos GM resistentes a herbicidas en comparación con la agricultura convencional.
Hubo numerosas acciones en todo el país, realizadas por ONG profesionales y también por individuos, que fueron desde informar sobre los OGM a descontaminar los campos GM y destruir cultivos.
Las empresas de biotecnología se están yendo del Reino Unido: Bayer Crop Science se retiró de las plantaciones de prueba, Monsanto cerró su producción de semillas, y las compañías de seguros se niegan a asegurar a los agricultores en relación con riesgos derivados de los OGM.

Informe científico
Paralelamente al debate público y los ensayos de campo, se está escribiendo un informe científico, y ya se ha publicado la primera versión . En la comisión científica había solo dos científicos críticos, pero uno de ellos renunció por miedo a que se le retirara su financiación académica si seguía presentando objeciones a los alimentos GM. Ahora se está investigando a algun@s científic@s de gran reputación del país para descubrir si hubo presión para que l@s oponentes a los alimentos GM de la comisión suavizaran su postura.

Ensayos a escala de campo
Los hallazgos científicos de los ensayos de campo a escala con cultivos resistentes a herbicidas demuestran repercusiones ambientales peores para la colza/canola y la remolacha azucarera en comparación con la agricultura convencional. Por lo tanto, estas variedades podrían ser objeto de una prohibición en toda Europa. Hay que hacer un seguimiento de los resultados del maíz, porque aunque el maíz GM tuvo resultados levemente mejores que el convencional, el maíz convencional fue tratado con un herbicida tan fuerte que ya fue prohibido en algunas partes del Europa. El grupo de control, por lo tanto, ya no es representativo de la agricultura "normal". No hubo comparación con las repercusiones ambientales de la agricultura orgánica. Ya ha habido declaraciones de parte de comisionad@s de la UE en cuanto a que los resultados son suficientes para no aprobar los cultivos en cuestión.

Entre 1999 y 2003 se realizaron 283 ensayos de campo con cinco cultivos GM distintos, entre los que figuraban la canola de primavera e invierno resistente al glufosinato (Liberty, Bayer), el maíz tolerante al glufosinato (Liberty, Bayer) y la remolacha forrajera y azucarera resistente al glifosato (Roundup, Monsanto). Los ensayos costaron cerca de 5,5 millones de libras esterlinas. Cada parcela se dividía en dos, mitad cultivada con el cultivo GM y mitad con el equivalente convencional. Se permitió a los agricultores trabajar los cultivos como lo hacen normalmente.

Acciones
En los últimos años los campos experimentales GM han sido repetidamente destruidos o bien ocupados para que la semilla no pudiera plantarse a tiempo.

El juicio contra l@s ocupantes del Pink Castle todavía continúa. ( 1 | 2).

Temprano por la mañana del domingo 29 de junio, unas sesenta personas entraron en la estación experimental de Syngenta de Jealott's Hill, cerca de Bracknell, Berkshire, y arrancaron el trigo experimental de una parcela de prueba de 600 metros cuadrados.

En todo el país hubo acciones y manifestaciones más pequeñas. Al publicarse los resultados de los debates públicos en setiembre de 2003, Green Gloves Pledge, un llamado a retirar en forma pacífica los cultivos GM o apoyar a quienes lo hacen, fue anunciado formalmente con la entrega a Tony Blair de un guante verde de seis pies y medio en la puerta de su residencia oficial de Downing Street. El guante llevaba la inscripción "¿Qué parte de No a los OGM es la que no entendieron?"

Desde Inverness y otros lugares salieron caravanas de bicicletas hacia Londres para unirse a la manifestación de carros y tractores el 13 de ocutbre de 2003. Otras personas llegaron a pie, en una peregrinación que por el camino visitó a Monsanto y Bayer.

Compañías e institutos de investigación
Esta semana se vieron los costos de los ataques a los campos experimentales de cultivos modificados genéticamente, pues más científic@s británic@s se fueron del país para proseguir su trabajo en el extranjero. Entre enero de 1999 y abril de 2003 se informó de 28 incidentes de vandalismo contra plantas de investigación experimental básica. Mientras que para algunas personas esto representa una fuga de cerebros, para otras es una oportunidad de que los institutos de investigación se concentren en formas más sustentables de investigación y desarrollo.

Bayer
Bayer CropScience - antes conocida como Aventis - anunció que pretenden interrumpir los cultivos experimentales en este país. Hace poco menos de dos meses, durante el encuentro de verano de Earth First, activistas anti GM se fijaron como objetivo la empresa Bayer Crop Science. En lo que fue una victoria en cuanto a la responsabilidad de la empresa, la Secretaría de Medio Ambiente había decidido que el derecho del público a saber dónde se encuentran los campos experimentales GM tiene más peso que el interés de la empresa de mantenerlos en secreto para evitar las acciones. Sin embargo, Bayer Crop Science no ha dicho que has interrumpirá todas las investigaciones sobre OGM, por lo que las protestas van a continuar (1 | 2 | 3).

Monsanto
Justo el día antes de la publicación de los informes científicos sobre los campos experimentales del Reino Unido, Monsanto, la mayor empresa de semillas GM del mundo, se retiró del negocio de los cereales en Europa, cerrando su centro de investigaciones de Cambrigde. La decisión se toma tras el fracaso de introducir trigo modificado genéticamente en Europa, cuando la empresa decide reducir costos.

Compañías de seguros
Algunas compañías de seguros se están negando a cubrir a los agricultores contra los peligros imprevistos de plantar cultivos modificados genéticamente. No están preparados para asumir el riesgo de pagar grandes sumas en relación con los riesgos posibles y la contaminación de campos vecinos. Incluso han comparado los cultivos GM con la Thalidomida, el amianto y los actos terrosristas en términos de potenciales demandas. Otras, como Allianz Insurance, todavía necesitan que l@s manifestantes les adviertan que "en la situación actual, invertir en empresas de biotecnología no es económicamente viable".