deutsch
english
francais
italiano
espanol
Photo
Essure
Erin Brockovich

Control de la natalidad Essure: Entrevista con Erin Brockovich

La famosa defensora de los consumidores Erin Brockovich apoya la campaña popular en contra del procedimiento Essure control de la natalidad. Brockovich en 1993 llevó el caso de las aguas subterráneas contra la contaminación Pacific Gas and Electric Company, documentada en la biografía cinematográfica Erin Brockovich (2000), dirigida por Steven Soderbergh.
Essure es un procedimiento de esterilización transcervical no quirúrgico utilizando bobinas colocadas en las trompas de Falopio de una mujer. Casi 7.000 mujeres han informado de problemas graves, como dolor crónico, sangrado, calambres, entumecimiento y fatiga extrema, llevando a algunos a requerir una histerectomía. Brockovich reclama Essure a ser retirado del mercado por su productor BAYER, y está buscando una investigación completa de las demandas por lesiones.
Los defensores Michelle García de Miami, Florida y Angela Lynch de Marysville, California estarán volando a Alemania y hablaran en la reunión de la BAYER anual de accionistas en Colonia, el 29 de abril. Ellos están apoyados por la Coalición contra los Peligros de Bayer, una organización con sede en Alemania con una historia de 35 años desafiando BAYER.
Con motivo de la próxima reunión de la Coalición entrevistó Erin:

Pregunta: ¿Cuáles son los principales problemas asociados con el procedimiento de control de la natalidad Essure?
Erin Brockovich: Los principales problemas que van desde el embarazo e y la perforación de órganos. Una vez que esto sucede la eliminación requiere cirugía mayor muy invasiva.

¿Cómo te involucraste en esta campaña?
Me involucré a través de las mujeres que se acercaron a mí. Espero y pido que estas historias sean escuchadas y que nos fijemos en este producto y el gran impacto negativo que está teniendo en la salud de las mujeres.

¿Ha habido estudios independientes sobre la seguridad de Essure y sin ningún vínculo con el fabricante?
Se han realizado estudios que no creemos eficientes para el caso. Los Administradores Essure Facebook tienen muchos estudios contrarias que puedan ser compartidos.

¿Qué comentario tiene los resultados de la encuesta Essure que la FDA emprendió?
No creo que la encuesta FDA Essure era lo suficientemente amplia ni tampoco llegar a todos los perjudicados. Fue insuficiente.

¿Sabes si la Fundación Bill y Melinda Gates,aconseja el uso de Essure en sus programas de planificación familiar en el Tercer Mundo?
No sé si la Agencia para el Desarrollo Internacional o la Fundación Bill y Melinda Gates ha hecho desplegado Essure en su programa de planificación familiar. Me gustaría aprovechar la oportunidad para hablar con ellos y trabajar con ellos para entender las graves consecuencias del uso de este dispositivo, que podría conducir a problemas más médicos en el mundo en desarrollo.

Dos miembros de la campaña estarán presentes en la reunión de accionistas BAYER en Colonia / Alemania. ¿Cuál es su mensaje a la junta directiva y los accionistas BAYER?
Mi mensaje a la junta directiva y los accionistas BAYER es escuchar las historias de estas mujeres y echar un vistazo a su producto porque se puede aprender lo que salió bien y qué salió mal en estas mujeres. Hay una oportunidad aquí para una corporación para hacer las cosas bien y ganar la confianza de la opinión pública.

4 de julio de 2014

La batalla de Erin Brockovich contra el gigante Bayer

La famosa activista de EEUU se encuentra en el centro de un enfrentamiento con la corporación alemana por las quejas de miles de mujeres contra Essure, el producto estrella de la firma para la esterilización sin cirugía

Ella fue la madre soltera y sin formación universitaria en leyes que se enfrentó al sistema corporativo estadounidense y ganó. Ahora, Erin Brockovich se planta ante otro gigante: Bayer.
Brockovich, quien se hizo famosa después de que la actriz Julia Roberts protagonizara una película sobre su vida, tiene más armas con qué pelear.
Y su lucha es para alertar sobre lo que considera un peligroso método anticonceptivo: Essure, un método rápido y no quirúrgico para esterilizar de forma permanente a las mujeres.
El procedimiento consiste en la inserción de pequeños espirales en forma de bobinas en las trompas de Falopio para impedir que el esperma llegue a los óvulos.
Ha sido aclamado como un método de control de natalidad más económico y menos invasivo; una alternativa a los procedimientos quirúrgicos que bloquean, cortan o sellan las trompas de Falopio.
Brockovich se suma a un creciente coro de mujeres que cuestionan el procedimiento, alegando que el producto ha herido a miles de mujeres. "Está perforando úteros, colon, paredes del estómago...", le dice Brockovich.
"Algunas mujeres han tenido que hacerse un escáner en todo el cuerpo, para determinar dónde se encuentra (el dispositivo), porque está flotando libremente. Una de las mujeres que usó Essure terminó quedando embarazada".
Brockovich cuenta que en este caso la madre no pudo lograr que le quitaran el dispositivo "y en la semana 25 del embarazo se rompió y emigró, perforando el líquido amniótico. El bebé no sobrevivió".

Ciencia contra emociones
El fabricante de este producto, Bayer, dice que si bien simpatiza con cualquier mujer que sufra, argumenta que la ciencia y los datos de la Agencia de Control de Alimentos y Medicamentos de EEUU (FDA, por sus siglas en inglés) demuestran que el producto es abrumadoramente seguro.
"Aquí hay muchas emociones involucradas", dice el director médico de Bayer en EE.UU., el doctor Edio Zampaglione. "La ciencia es la que tiene que guiar nuestra comprensión, y apunta a que Essure es un producto seguro y eficaz".
Según Bayer, de las 750.000 mujeres en todo el mundo utilizan el producto, la mayoría no se ha quejado.
Por su parte, la FDA señala que Essure es el único método de esterilización disponible en EEUU que no requiere de una incisión en la piel, y que cuando se usa correctamente tiene una efectividad del 99,83%.
La Agencia también explica que mayoría de las mujeres que se aplican el procedimiento pueden irse a su casa 45 minutos después y reanudar sus actividades normales en uno o dos días. El procedimiento no es reversible.
El método fue aprobado en EEUU en noviembre de 2002. Desde entonces hasta el 25 de octubre, la FDA dice que ha recibido 943 denuncias de incidentes adversos relacionadas con Essure, principalmente por dolores (606 de ellas).
Otras 1.000 han sido enviadas a la FDA a través de un sistema voluntario de quejas.
Pero para poner estas cifras en contexto, habría que aclarar que los médicos no están obligados a informar de los problemas que hayan surgido con los productos que usan, y muchas mujeres no saben cómo denunciar problemas.
Un grupo de Facebook llamado Essure Problems tiene 8.592 miembros donde bautizaron el método como "E-hell", un juego de palabras entre Essure e infierno en inglés.
Los mayores problemas son dolor, sangrado e inflamaciones por el dispositivo. Algunas dicen que sus dispositivos se han roto y les han perforado sus órganos internos.

"Discriminada"
Kim Myers se implantó el dispositivo en 2008 y dice durante tres años experimentó un dolor que la debilitó. Hasta que se hizo una histerectomía y le quitaron el Essure. Su aflicción no sólo causó estragos en su matrimonio, cino que quedó incapacitada para seguir montando a caballo de forma competitiva.
"Nunca me sentí tan discriminada en mi vida como me sentí con esta cosa Essure", dice Myers, quien siente que se sintió presionada por su médico para que se lo pusiera.
Cuando se quejaba del dolor, cuenta que él le decía "tontita, estás hormonal". "Nada más lejos de la verdad", agrega.
Myers no puede demandar a Bayer debido a que en EEUU existen unas leyes federales que protegen a los fabricantes de productos médicos de recibir demandas colectivas. Estas impiden que se hagan demandas basadas en reclamos estatales, como negligencia o errores en las advertencias sobre los productos.
La intención de estas leyes es impedir demandas frívolas, pero los defensores de los derechos de los consumidores, como Erin Brockovich, sostienen que las leyes tienen que ser modificadas.
"Las empresas deben ser responsables y en este caso Bayer no puede girar la cabeza y decir que 'esas 8.000 mujeres no importan'. Creo que tienen la responsabilidad, el deber, de observar lo que está pasando, y si hay dudas, enfrentarlas", dice Brockovich.
"Una ya es demasiado. ¿Y 8.000 mujeres? Uno no puede ignorar esa voz colectiva. Hay algo malo en el producto".
Brockovich insta a las mujeres a compartir sus historias y a ejercer presión sobre Bayer para sacar a Essure del mercado.
Ella sabe lo que es enfrentarse a los intereses de las grandes corporaciones, pues jugó un papel decisivo en la mayor demanda colectiva en la historia de EEUU, a pesar de no haberse formado en leyes.
En el pasado libro una batalla a lo David y Golliat en contra Pacific Gas y la Electric Company de California debido a la contaminación de aguas.

"Desconectada"
Bayer dice que preocupaciones de Brockovich están equivocadas. El doctor Zampaglione, de Bayer –una marca bien establecida con más de 150 años de existencia– dice que no hay posibilidad de que la empresa saque Essure del mercado.
"Puedo decir que es un porcentaje muy bajo (de informes de mujeres con efectos adversos)", dice. "Y esto es consistente con las pruebas clínicas ycon lo que la FDA observa"
Zampaglione dice que la empresa tiene dos números telefónicos gratuitos para que los pacientes expresen sus quejas y que quiere saber de cualquier mujer que experimente problemas con Essure.
También señala que la empresa no desperdiciaría su reputación en un producto en el que no cree al 100%.
"Estamos tratando de colaborar con los pacientes, con mujeres que sientan que han enfrentado una lesión y efectos adversos. No puedo comentar sobre las opiniones de Erin, pero sí vemos una desconexión: estamos en el negocio de ofrecer productos y dispositivos de calidad".